Multimedia

No hay excusas

En el mundo de las artes marciales, al igual que en la vida, nos vamos encontrando con dificultades de todo tipo a las que debemos sobreponernos para seguir avanzando. La opción fácil es poner una excusa para justificar una rendición ante un obstáculo, perdiendo antes de haberlo intentado siquiera.

Hoy os traemos un combate protagonizado por Takamiya-sensei, un kendoka que sufrió un accidente en su infancia que le hizo perder uno de sus brazos, aunque ello no le incapacitó para practicar kendo. Con perseverancia en sus entrenamientos y mucha fuerza de voluntad, logró alcanzar gran nivel siendo capaz de batirse de igual a igual con otros grandes practicantes de este arte marcial.

Takamiya-sensei ha protagonizado un documental de kendo donde explica que tener un solo brazo no le ha supuesto una desventaja en su trayectoria, sino más bien le ha estimulado a entrenar tan duro como le ha sido posible demostrando que puedes conseguir todo lo que te propones y que no hay excusas a la hora de afrontar una situación difícil.

Comentarios

Comments are closed.

Deja un comentario